Data storage

Servicios de administración de datos

Contacta y despega
Te asesoramos sin compromiso.
Nombre y apellidos
Email
Prefijo
Teléfono
Qué es el almacenamiento de datos o Data Storage
El almacenamiento de datos, o en inglés "Data Storage", es el proceso por el que se retienen, archivan, organizan y comparten los bytes que conforman los datos y sistemas que utilizamos diariamente; protocolos de red, aplicaciones, contenido multimedia o de texto, preferencias de usuario. Se ha convertido en uno de los elementos fundamentales para el Big Data. Leer más +
Almacenar y procesar datos sin una estrategia u organización planificada convierte a los sistemas de los que dependen en sistemas ineficientes, que pueden ser utilizados no más allá de la función de guardar datos. Para evitarlo, durante el proceso de almacenamiento de datos en una empresa, se especifica cómo, cuándo y qué información debe ser almacenada y cómo podemos acceder a ella.

Como conclusión, el almacenamiento de datos es el proceso por el cual se retiene información gracias a tecnología diseñada especialmente para mantenerlos guardados y accesibles.
En Tenea Tecnologías ayudamos a las empresas a adaptarse a las necesidades cambiantes con soluciones inteligentes que automatizan procesos y decisiones empresariales.
Tipos de almacenamiento de datos
El almacenamiento definido por software separa los datos del hardware a través de sistemas de software de gestión por extracción. Así, les cambia el formato y los organiza para su uso en red. Al no depender del hardware propietario, es mucho más flexible y fácil la expansión de su capacidad.

El SDS trabaja extrayendo los elementos que controlan las solicitudes de almacenamiento y define cómo y dónde guardar los datos.

Por ejemplo, gracias a su capacidad de expandirse el SDS normalmente es utilizado en contenedores y microservicios que emplean datos sin estructurar.
El almacenamiento de datos en la nube consiste en archivar, organizar y distribuir datos en diferentes volúmenes de almacenamiento virtualizado. A estos datos se puede acceder desde cualquier lugar y dispositivo siempre que se cuente con los permisos y se disponga de conexión a Internet. Con esto, elimina la dependencia de redes internas (también conocida como NAS) o de unidades físicas o hardware. Los datos se almacenan en la nube, que se divide en tres tipos: nube pública, privada e híbrida.

El almacenamiento en la nube es rápido de implantar y su capacidad es tan flexible que se amplía o disminuye según las necesidades de la base de datos.

Algunos proveedores de almacenamiento conocidos son: Dropbox, Google Drive, IBM, Amazon Web Services y Microsoft Azure.
El almacenamiento adjunto a la red (NAS) está basado en un hardware de almacenamiento preconfigurado que incluye un sistema operativo ligero, unidades de almacenamiento, procesadores y una RAM. A este hardware lo llamamos caja NAS o servidor NAS.

Con el sistema NAS podemos acceder a los datos almacenados a través de redes internas desde cualquier dispositivo conectado.

Este tipo de almacenamiento NAS puede ampliarse fácilmente añadiendo discos duros y cuenta con aplicaciones y tolerancia a errores fáciles de configurar. Además, consigue tener un buen rendimiento ajustándose a unos usos específicos.

El sistema NAS es el tipo de almacenamiento más usado, la caja NAS se ha convertido en una parte fundamental de las intranets corporativas.

El almacenamiento de archivos organiza los datos en carpetas como archivos jerárquicos y los mantiene guardados y accesibles para los usuarios, que pueden explorarlos en su totalidad. Estos archivos pueden ser solicitados por los usuarios con identificadores únicos: nombre, ubicación o Url.

Aunque el almacenamiento de archivos es el más usado en sistemas NAS, no son los que tienen un rendimiento superior. Si queremos ampliarlo, debemos incluir más sistemas.

El almacenamiento en bloques divide los datos o volúmenes de almacenamiento en bloques independientes y separados. Cada bloque tiene un identificador único. Los usuarios pueden gestionarlos y configurarlos de manera autónoma.

Los bloques forman un sistema de almacenamiento más rápido que los archivos, ya que, no poseen los mismos requisitos de identificador único y la ruta de acceso para llegar a los datos es múltiple. El almacenamiento en bloques es perfecto para las bases de datos con contenido multimedia, en cambio, para grandes bases de datos, aunque está recomendado, es más costoso y ofrece una capacidad limitada.

El almacenamiento de objetos divide los datos en unidades independientes combinadas con metadatos e identificadores únicos, con la intención de contextualizar sobre el contenido y facilitar la búsqueda y recuperación.

Los datos almacenados en los objetos se distribuyen en un solo repositorio en el hardware y no se no se cifran ni comprimen. Gracias a esto, las cargas de trabajo que soportan cambios constantemente, como los contenedores, pueden acceder a ellos a gran escala.

Beneficios de la administración del almacenamiento

Facilita el trabajo el equipo TI
Gracias a la automatización, las técnicas de análisis empleadas y un panel de administración simplificado.
Reduce gastos operativos
Se paga, únicamente, por la capacidad que necesita la empresa en el momento.
Reduce gastos de capital
Maximiza el rendimiento y la capacidad de almacenamiento existente.
Disponibilidad 24 horas
Los datos están siempre disponibles de forma rápida y segura para impulsar el negocio.
Dispositivos de almacenamiento de datos
Estos dispositivos de almacenamiento de datos fueron los primeros sistemas de almacenamiento que aparecieron.

Gracias a las propiedades magnéticas de las que se componen los materiales con los que se fabrican, se consigue grabar información digital. A los datos se accede recorriendo el disco hasta que encontramos el archivo que buscamos.

Por ejemplo, son dispositivos de almacenamiento de datos magnéticos: los disquetes, los discos duros y la cinta magnética.

Aunque se trate de sistemas de almacenamiento de datos aparentemente antiguos, la cinta magnética, es muy utilizada en la actualidad para entornos donde se trabaja con datos masivos.
Los dispositivos de almacenamiento de datos ópticos aprovechan la tecnología láser sobre superficies plásticas para grabar, guardar y leer los datos digitales. A estos datos se accede de la misma forma que en los dispositivos magnéticos, siguiendo el orden en el que fueron escritos.

Algunos ejemplos de dispositivos de almacenamiento de datos ópticos son: CD, DVD y Blu-ray.
Los dispositivos electrónicos semiconductores son memorias digitales utilizadas para el almacenamiento de datos. Existen dos tipos de memoria:

RAM

Es la memoria a corto plazo de nuestro ordenador. Por ejemplo, los datos almacenados en caché usan un tipo de tecnología de memoria RAM, el SRAM.


ROM

A diferencia de la RAM, no es volátil, por tanto, los datos permanecen guardados por más tiempo. Por ejemplo, la memoria de equipos que no tienen disco duro o tarjetas de memoria externas.


Con el tiempo la red ha ido evolucionando hasta convertirse en la actualidad en una potente forma de transferir grandes cantidades de información en muy poco tiempo. Esta rapidez y eficacia a la hora de transferir datos, ha hecho que cada vez se conozca más métodos de almacenamiento en red como:

SAN (Storage Area Network)

Solución en la que diferentes dispositivos funcionan como bloques de discos y permiten el almacenamiento y el acceso a la información desde cualquier punto de la red. Este tipo de método de almacenamiento es usado tanto en empresas como para almacenamiento personal.


NAS

sistema de almacenamiento de datos que usa un solo dispositivo para compartir y guardar información y es accesible desde la red. Un servidor NAS tiene su propio hardware y sistema operativo para gestionar el acceso de los usuarios y las operaciones. Es importante contar con copias de seguridad para evitar problemas. Este tipo de método de almacenamiento es usado en servidores de aplicaciones.


Actualmente, los administradores de almacenamiento migran los datos al Cloud. Consiste en contratar un espacio en los servidores de un proveedor de almacenamiento en la nube para guardar toda la información y poder acceder a ella desde cualquier lugar, sin depender del sistema operativo.

Para las empresas, supone una ventaja disponer de almacenamiento y copias de seguridad a costes muy reducidos.

El almacenamiento en la nube requiere de conexión a internet, por tanto, es recomendable contar con diferentes tipos de almacenamiento para asegurarse el acceso a la información en cualquier situación.

Cuéntanos tu caso

Nos pondremos en contacto contigo para comentarte
cómo un equipo IT altamente cualificado puede impulsar a tu negocio.

Utilizamos cookies para optimizar nuestro sitio web y mejorar tu experiencia